QUIEN SACA LOS PROVECHOS DE HOLOCAUSTO.

 

Porque Ud. se ocupó con problema de las indemnizaciones para las víctimas de holocausto?

 

Norman G. Finkelstein - Con respecto a mis padres. Mi padre alcanza sobrevivir en el ghetto de Varsovia, luego en el campo de concentración en Auschwitz y recibió de Alemania una pensión vitalicia porque experimentó varios daños corporales.  Esa pensión alcanzó en la parte final de su vida hasta 600$US. mensualmente. A mi madre, que sobrevivió al ghetto y al campo de concentración en Maidanek los alemanes no quisieron darle ninguna pensión porque no experimentó ningún daño corporal. Ella recibió una indemnización simbólica - alrededor de 3000 $US. Mi madre consideraba sobre el destino del dinero que Alemania pagó, la suma de 118 mil millones de $US a todos los judíos sobrevivientes del holocausto. Teóricamente se entendía que mis padres eran las más merecedoras víctimas para recibir esas indemnizaciones, por sus persecuciones, sus pérdidas de familias y sus bienes.

Otra razón de ocuparme en ese tema fueron dos libros de Daniel Goldhagen - “Hitlers

Willing Executioners”y Peter Novick “Holocaust in American Life”. Fui solicitado para escribir una critica sobre esos libros. Luego de realizar algunas investigaciones decidí escribir un libro sobre ese tema. Su titulo será “The Holocaust Industry : The Abuse of Jewish Victims”.

 

Que resultados finales  dieron las investigaciones?.

Al comienzo estudié las negociaciones y acuerdos firmados en 1952 entre el gobierno de Alemania y La Conferencia Judía de las Revindicaciones (Jewish Claims Conference - JCC) . En rigor de ese convenio Alemania pagó a JCC alrededor de 1mil millones de $US para cubrir los gastos de las indemnizaciones para las personas, como mi madre - que no eran calificadas a las rentas vitalicias. Ocurre, que la gran parte de ese dinero la JCC se la guardó a si misma, o lo repartió según su propia conveniencia. Una parte fue destinada a la población judía en los países arabes, otra parte para el instituto Yad Vashem en Jeruzalen y distintos museos; y queda fuera las indemnizaciones de las víctimas.

Entonces cuanto recibieron las víctimas?

Finalmente solo 15% de esos mil millones. Esa parte fue repartida en su mayoría entre los activistas judíos de II Guerra y entre los rabinos, es decir entre sus partidarios. Las víctimas corrientes recibieron en su totalidad un par de los miles de esa suma.

Luego me dediqué a estudiar el tema de los bancos suizos y exigencias de los pagos de indemnizaciones por los depósitos perdidos por los judíos.

El asunto fue muy interesante , porque los depósitos judíos en los bancos suizos y norteamericanos eran casi iguales. Como lógica de ese tema sería empezar esa acción de recuperar los depósitos desde los bancos que mas cercanos, los bancos norteamericanos. Pero todo ímpetu fue direccionado contra los suizos. Al comienzo presentaron sus pretenciones JCC y WJC (World Jewish Congress). Luego los abogados de USA presentaron sus escritos en los juzgados.

El próximo paso fue la entrada a ese acto judicial el re-vidente financiero de Nueva York Alan Havesi, un personaje influyente en la financiera norteamericana, que amenazó a los suizos con las sanciones económicas. La parte mas fuerte era la entrada en acción del vice secretario de Estado Stuart Eizenstat con autoridad del gobierno de USA.

Bajo esa presión los suizos rápidamente aceptaron abrir las cuentas y en febrero de 1966  aseguraron el pago a cada uno de los dueños de las cuentas o sus apoderados. Pero WJC no lo aceptó. En caso contrario, el dinero rebirían solo las víctimas y WJC con sus abogados nada.

Y así esta la jugada. WJC y  JCC reclaman las indemnizaciones en el nombre de las víctimas de holocausto pero al dinero lo guardan para ellos mismos. En agosto de 1998 el WJC y los abogados obligaron a los bancos suizos firmar un acuerdo según el cual los bancos pagarán las indemnizaciones  de valor de 1.25 mil millones de $US.

Ahora estamos en abril de 2000 y ninguna de las víctimas no recibió por ahora ni un centavo. ¿Porque? ¿Se espera hasta que todas las víctimas mueran? Cuando apretaban los suizos para agilizar las operaciones bancarias , argumentaban  las urgencias porque las víctimas están muriendo día por día. Cuando WJC consiguió su meta esa presión desaparece. WJC ahora tiene tiempo en sobra, porque tiene el dinero.

Ud. opina, que las actuaciones de las organizaciones judías en los casos de las negociaciones de los trabajos forzados con los Alemanes fueron similares?

Si, la estrategia fue repetida. En agosto  de 1998 llegaron a un acuerdo con los bancos suizos, y en septiembre del mismo año los abogados presentaron las solicitudes colectivas contra las empresas alemanas.

Y de nuevo entró en acción Alan Havesi, de nuevo realizaron los interrogatorios en el Congreso y el Senado y de nuevo el rol del “mediador” tocaba Stuart Eizenstat.

Empecé analizarlo mas de cerca y luego presenté dos preguntas mediante la prensa : ¿qué pasó con el dinero que los Alemanes pagaron a las víctimas y cuantas víctimas están vivas ahora?.

JCC confirmó durante las negociaciones que actualmente viven 135 mil de los ex trabajadores forzados.

Según ese número se puede determinar la cantidad de los trabajadores en el fin de la Guerra en 1945 a 600 mil personas. Pero los historiadores de holocausto estiman que esa cantidad en el 1945 oscilaba entre 50 mil hasta 100 mil de las personas. De donde surge esa cifra de 135 mil?.

Agrandaron esa cifra para cobrar mas. Ahora JCC pondrá los anuncios en la prensa para presentarse a las personas interesadas para cobrar las indemnizaciones. Se puede estimar, que la máxima cantidad de esas personas sería alrededor de 20 mil, y si la WJC rechazará una cierta parte de las solicitudes bajo varios criterios pe. documentación incompleta, entonces la cantidad apta para cobrar será alrededor de 10 mil.

La suma restante quedará en el bolsillo de WJC. Por eso opino que las organizaciones judías convierten el holocausto en un negocio lucrativo. Estoy determinadamente en contra de esas practicas. El holocausto no puede ser ningún negocio ni para los Alemanes ni para los Judíos, porque eso es humillante a la memoria y la dignidad de los millones de judíos que fueron las víctimas de exterminio.

Los polacos como los judíos eran las víctimas de la guerra. Pero últimamente las acusaciones colectivas fueron presentados contra Polonia obligándola a devolver a los judíos los bienes perdidos durante la II Guerra.

Los Polacos ocupan siguiente lugar en el listado. La estrategia experimentada en caso de Suiza y Alemania sería usada para estafar a Polonia con las gigantescas indemnizaciones. Eso será el “gran final”. El grande porque las organizaciones judías van a exigir las indemnizaciones más grandes que correspondían a los suizos y a los alemanes. Los suizos pagaron  a WJC 1.25 mil millones dólares y últimamente los alemanes les pagaron 1.3 mil millones. En el caso de Polonia se habla sobre los bienes judíos de valor de decenas de miles de millones de dólares. Esa acción ya comenzó. Las solicitudes colectivas fueron presentadas en Varsovia, el gobierno polaco recibe las cartas de parte de los legisladores estadounidenses y dentro de corto tiempo Alan Havesi visitará a Varsovia. La solicitud de los interrogatorios fue presentado en el Congreso y luego como de rutina comenzara su función Stuart Eizenstat.

El padre de mi madre tenía en Polonia un negocio de tabaco y el padre de mi padre tenía aserradero. Yo no conozco ni los apellidos de mis abuelos, mis padres nunca me hablaron de eso y como heredero nunca pensaba sobre la devolución de esos bienes.  A pesar de los sentimientos malos que ellos tienen sobre los polacos y los alemanes, ellos nunca lo harían contra la gente que ahora viven ahí en nombre de la satisfacción.

 

 

Y los judíos, que quieren recuperar sus bienes antiguos en Polonia, para eso no les corresponden sus derechos?

Claro que sí, en Polonia hay una pequeñina sociedad judía y sin ninguna duda le corresponde la devolución una parte de los bienes judíos de las comunas judías, sinagogas, cementerios, escuelas. ¿Es necesario devolver toda la infraestructura que antes estaba usada por un par de millones de los judíos polacos a un par de miles que viven ahora?  Si se trata de los bienes privados es necesario averiguarlos respetando la documentación completa y todo tema cerrar para siempre. La mayoría de los dueños ya no vive entonces con que derecho WJC con sus abogados hablan sobre decenas de miles de millones de dólares cuando se salvó solo un puñado de los judíos.

El gobierno polaco no debería negociar con los chantajistas.  Ellos en su actuación siempre mienten y esperan a la reacción de su adversario. Si el adversario afloja, mas tarde aparecen otras revindicaciones.

Los Alemanes ya pagaron 100 mil millones y ahora también tenían que pagar. Si Polonia aflojara ahora, mas tarde la WJC aparecerá de nuevo con la mano extendida. El presidente de la WJC Edgar Bronfsman vuela en su propio yet y aclama que necesita mas dinero para las pobres víctimas. Yo le diría a el “Señor, Ud. tiene su propia fortuna con valor mas que 3 mil millones de dólares, porque no lo reparte entre las víctimas; bastará y sobrará la plata. Deje Ud. a Polonia en paz”.

Conversaba en Nueva York Krzysztof Darewicz.

Dr. Norman G. Finkelstein enseña la politologia y teoría de las relaciones internacionales en la Universidad de NY y Hunter College. Era un alumno de Noam Chomsky, se doctoró  en Princeton University de teoría de sionismo y se especializó por largo tiempo en la problemática isreli-palestino. Es autor de numerosos libros entre ellos - “Image and Reality of the Israel-Palestine Conflict”, “The Rise and Fall of Palestina” y  “A  Nation on Trial: The Goldhagen Thesis and Historical Truth”.

Retorno